BINIAM ‘BINI’ GIRMAY PUEDE DESCORCHAR OTRA BOTELLA

Con su segundo puesto en la prueba en ruta de los sub 23 en los Campeonatos del Mundo de Lovaina 2021, ya quedó claro que el Intermarché-Wanty-Gobert Matériaux había enganchado a un corredor de gran talento del continente africano. Con ese resultado, hizo historia al ser el primer ciclista africano de raza negra en ganar una medalla en un Mundial.

Antes, como júnior, había asomado el pulgar por la ventana al batir a Remco Evenepoel en la primera etapa de la Aubel-Thimister-Stavelot, de tres días, en 2018. En la clasificación final, acabó entonces tercero por detrás del ganador Evenepoel.

El gran avance

Llegó el año pasado con su victoria en la clásica Gent-Wevelgem, donde fue el más rápido de un grupo de cuatro. Una carrera que añadió a su programa en el último momento. Más adelante en la temporada, consiguió su primera victoria de etapa en una gran vuelta, la 10ª etapa del Giro de Italia. Había estado muy cerca en algunas etapas anteriores, pero consiguió hacer historia de nuevo en la etapa de Pescara a Jesi.

"Llevo más de un mes esperando esta victoria."

Los italianos llevaron la bicicleta a Eritrea

El país fue colonia de Italia de 1890 a 1941. Los italianos introdujeron la bicicleta en el país, lo que también popularizó el ciclismo. De hecho, hoy en día es el deporte más importante del país. Los primeros africanos negros en competir en el Tour de Francia fueron dos eritreos, Daniel Teklehaimanot y Merhawi Kudus en 2015. Así que qué mejor que Biniam se convierta en el primer eritreo en ganar una etapa en el Tour del antiguo colonizador.

Un héroe en Eritrea

Tras medallarse en la Copa del Mundo y ganar la Gent-Wevelgem, recibió una bienvenida de héroe en su país natal, Eritrea, en la capital, Asmara, a 2.400 metros de altitud, y fue paseado en un coche descubierto. Es el vástago de un país apasionado por el ciclismo, algo que no se espera de un país del Cuerno de África. Y acaba de regresar a casa para un viaje de entrenamiento en altitud. No es lo mismo que sentarse solo en el Teide.

© Rens Klaasse
© cyclingmedia agency

En vísperas de la nueva temporada ciclista

A partir de diciembre, muchos de los equipos profesionales de la Costa Blanca se entrenan a lo largo de la costa y en el interior para ponerse a punto de cara a la nueva temporada. Como guinda del pastel, los aficionados al ciclismo tuvieron incluso la oportunidad de disfrutar este año de una carrera de la Copa del Mundo de ciclocross en Benidorm, en la que Wout y Mathieu compitieron por la victoria al filo de la navaja. Biniam también estuvo de concentración con el equipo y durante la concentración del equipo en Albir a principios de enero, hubo muchas oportunidades de explorar el final de la primera etapa de la Vuelta a Valencia.

El fantástico inicio de temporada de Biniam

Corrió tres de las cinco carreras de la Challenge Mallorca. En dos de ellas subió al podio con un segundo y un tercer puesto. Luego, a principios de febrero, la Volta a la Comunitat Valenciana pudo ver a los corredores cruzar espadas por primera vez en una carrera por etapas de cinco días. Y fue un éxito instantáneo. La primera etapa, con salida en Orihuela y llegada en la localidad costera de Altea, cerca de Benidorm, tenía 189,4 km. Tras un recorrido llano de 120 km, seguían dos subidas de segunda categoría, el Coll de Rates y el Alto de Bernia. A continuación, más de 39 km de descenso hasta Altea. Una carrera para los velocistas que también saben subir razonablemente bien. Los almendros se tiñeron de rosa en febrero, lo que dio lugar a hermosas imágenes a lo largo del camino. Cinco corredores se escaparon desde el principio. Uno de ellos fue nuestro compatriota Ward Vanhoof (Team Flanders-Baloise). Sin embargo, no consiguieron más de 3 minutos de ventaja sobre el pelotón. A 80 km de la meta en Callosa d’en Sarria, Biniam estaba bien rodeado en el vientre del pelotón. En la subida del Coll de Rates, el grupo de cabeza fue alcanzado. Olav Kooij, del equipo Jumbo-Visma, tuvo que bajarse allí, pero sus compañeros de equipo le trajeron de vuelta a falta de 60 km. Al final, un grupo de 62 corredores llegó a la meta. Contrariamente a lo que indicaba el libro de ruta, los últimos cientos de metros fueron en ligera subida. Biniam gana convincentemente el sprint por delante de Olav Kooij (equipo Jumbo-Visma) e Iván García Cortina (Movistar Team)

Inmediatamente descorcha bien la botella

Aún no hemos olvidado el incidente tras la 10ª etapa del Giro, cuando se le metió el corcho en el ojo y tuvo que abandonar. Esta vez no era una botella de champán sino de cava la que había que descorchar. Biniam lo hizo con brío; parecía que había estado practicando un poco. Después, contó lo siguiente: “Llevo más de un mes esperando esta victoria. Estoy en buena forma y la semana pasada en Mallorca ya estuve a punto de ganar varias veces. Mi plan era ganar al menos una etapa aquí. Ya hemos logrado ese objetivo y ahora estamos deseando conseguir otra victoria. Ayudaremos a Rui Costa en su lucha por la victoria general de esta carrera”.

Primer maillot de líder en una carrera por etapas europea

Una vez más, Girmay hace historia al convertirse en el primer corredor africano que se enfunda el maillot de líder en una carrera por etapas. Además de la clasificación general, también se ha convertido en líder de la clasificación por puntos y en el mejor corredor joven. Toda una exhibición en el podio. Y el Intermarché-Circus-Wanty se convirtió así también en líder de la clasificación mundial de la UCI. Aunque Biniam tuvo que abandonar en la cuarta etapa, el Tour siguió siendo un gran éxito para el equipo. Porque Rui Costa ganó la última etapa y se convirtió en ganador de la general por delante de Giulio Ciccone (Trek Segrafredo y Tao Geoghehan Hart (Ineos Grenadiers). Un gran comienzo que también es un buen augurio para el resto de la temporada.

Eritrea tiene aún más talento

En el Tour du Rwanda, el eritreo Henok Mulueberhan, de 23 años, también consiguió hacerse con la victoria general tras dos victorias de etapa. Un nuevo talento emergente al parecer. En vísperas del Mundial de 2025, que se celebrará en la capital, Kigali, cada vez son más los equipos de renombre que participan para probar el ambiente y los recorridos de una de las carreras por etapas más importantes de África. El ciclismo está claramente en alza en África.

 

Text: Rens Klaasse

Más actualidad

  • EL REDACTOR JEFE, PATRICK VAN GANSEN, CON SU OPINIÓN SOBRE EL TOUR DE FRANCIAEL REDACTOR JEFE, PATRICK VAN GANSEN, CON SU OPINIÓN SOBRE EL TOUR DE FRANCIA
    Es día de descanso en el Tour. Durante nueve etapas nos hemos visto cautivados por una prometedora batalla entre los mejores corredores del mundo. Antes de la salida, esperábamos que después de la espantosa caída en el País Vasco, seguiría siendo - y por primera vez - una batalla abierta con estos cuatro grandes favoritos por un jalón supremo.
    Leer más…
  • FIEBRE DEL TOUR DE FRANCIA – CHOQUE DE TITANESFIEBRE DEL TOUR DE FRANCIA - CHOQUE DE TITANES
    Cuando se anunció el Tour de Francia de 2024, todo el mundo habló inmediatamente de la gran batalla que se avecinaba entre los fenómenos Tadej Pogačar, Jonas Vingegaard, Remco Evenepoel y Primož Roglič. Sin embargo, los tres últimos sufrieron una fuerte caída en la Vuelta al País Vasco y vieron cómo su preparación prevista se iba al garete enseguida.
    Leer más…
  • ASEGURAR EL EQUIPAMIENTO CICLISTA EN LOS EQUIPOS DE ÉLITE ES TODO UN RETOASEGURAR EL EQUIPAMIENTO CICLISTA EN LOS EQUIPOS DE ÉLITE ES TODO UN RETO
    Los ciclistas de élite y el equipo que montan son un atractivo sin precedentes para los aficionados y entusiastas del ciclismo. Pero, por desgracia, no todo el mundo que ronda por los equipos ciclistas tiene buenas intenciones.
    Leer más…
Más artículos